DUCATI 899 Panigale

publicidad



Ducati con esta “mini Panigale” sigue la política de crear máquinas de ensueño para mortales. Sigue el patrón de ser una moto a escala de la grande, con todas las exquisiteces de la Superbike que representa a Ducati en el mundial de esta modalidad, pero con un interesante descenso de precio y de potencia que la hacen verdaderamente divertida, menos conflictiva a la hora de extraer su potencial y más práctica para el uso cotidiano.

En un inicio puede parecer la versión “barata” o el quiero y no puedo de la grande, pero nada más lejos de la realidad. Es una montura con mucha personalidad que además se acerca ya al de litro de cilindrada alejándose de los 750cc con los que empezó aquella ya lejana 749, la también pequeña de la familia de la 999 del diseñador Terblanche.

publicidad